Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Economía’ Category

los sgaedores

Hasta hace poco, la palabra Canon me hacía recordar a Pachebel, o incluso la famosa marca japonesa. Desde principios de 2008, en España esta palabra adquiere también otro significado: carnet de pirata. El que se saca este carnet tiene derecho a copiar todo contenido en un soporte digital, sea para copia privada o no. ¿Que cómo se saca? Con comprar un soporte digital ya lo tienes, va incluido. Es un privilegio de por vida, intrínseco. Y nadie te puede decir nada, porque estás autorizado a copiar cualquier material sin infringir ninguna regla (siempre que no lo utilices con fines comerciales, en cuyo caso no respetas el copyright, evidentemente). Es la medida que da la impresión de responder a afirmaciones similares a ésta: “como no sé cómo solucionar el problema…, como el modelo de negocio ya no me sirve porque los tiempos cambian…, voy a sacar tajada a toda costa, aunque sea flagelando a la industria discográfica y poniendo a todos la etiqueta de pirata“. Pero analicemos los elementos que están involucrados en este escenario, y para ello, lector, merece la pena un artículo extenso, así que estate preparado para ello desde el principio.

Las redes P2P (Peer to peer) han sido una revolución desde que llegaron al gran público. Y cada vez más. A grandes rasgos, no son más que redes en las que no existen ni clientes ni servidores fijos, sino que cada usuario puede hacer este papel en diferentes momentos, en función de si descarga de otros usuarios o si les sirve a éstos de fuente. En lenguaje divulgativo, el modelo híbrido (el actual y más extendido, aunque no el único) consiste además en que los ficheros son referenciados en grandes servidores de la red. Estos servidores permiten hacer una búsqueda, devolviendo rápidamente una lista de ficheros que tiene indexados, correspondiendo con ficheros compartidos de otros usuarios o peers, permitiendo entonces una descarga directa de porciones de ficheros, que finalmente se juntarán en el PC del usuario en uno solo cuando el proceso llegue a su fin. Lo que es una realidad es que todos descargamos “cosas”, quien no lo haga, que tire el primer CD. Sin embargo, ¿son compatibles estas redes tanto con los derechos de autor como con el derecho a la copia privada?

Pero, ¿qué hay en una red P2P? En ellas es posible compartir todo tipo de contenidos pero tratemos de definir cuáles de todos ellos han provocado la toma de medidas debido a su uso masivo:

  • se pueden usar sin ningún proceso previo, como por ejemplo tener que romper un sistema anticopia.
  • se adquieren y traspasan fácilmente, porque son de pequeño tamaño en comparación con otros contenidos.
  • no se pierde demasiada calidad en el proceso, como podría ocurrir cuando la novedad era la doble pletina (qué tiempos!).
  • merece la pena utilizarlos más de una vez, no sólo una, como ocurre habitualmente con las películas.
  • no aporta nada adquirirlos por medios distintos a las redes P2P (o casi nada, perdónenme los coleccionistas y los frikies de pura cepa con sus gustos tan respetables como cualquier otros).

Es decir, la cuestión está relacionada con la música grabada en soporte digital, porque respecto a las películas o el software, en ocasiones merece la pena acudir al cine o comprar el programa original, con lo que no peligran los ingresos de sus creadores y personas de su entorno. Sin embargo, ya que se pide el canon para lo que potencialmente se pueda hacer con los soportes digitales, ¿por qué no pedir también canon para el papel, los bolis, los óleos, el hilo, el algodón, los ladrillos, el cemento, mis manos…, o incluso mi pene (ahí, engendrando futuros piratillas)? Es el mismo razonamiento…

canon para las manos

Por otro lado, la $GA€ es un entidad (entre otras relacionadas como AIE y AGEDI) creada con el fin de velar por los derechos de los autores, registrando sus obras, velando por la integridad de su copyright y repartiendo su recaudación entre todos ellos. Esto tiene su razón de ser, las ideas no son gratuitas, tal y como decía el discurso de la Presidenta de la Academia de Cine en la gala de los Goya 2008 del Domingo. Pero, ¿qué es lo que hay detrás de esta organización? Pues un verdadero entramado societario, que al menos da que sospechar. ¿Y su labor la hace correctamente? ¿Y qué camino recorre la recaudación del dichoso canon? ¿Realmente se compensa a los autores? ¿Y en función de qué se reparte?

la sgae y sus componentes

El último elemento que queda por presentar es el de la copia privada, que no es más que el derecho de copia no comercial que tiene todo usuario que ha desembolsado dinero por adquirir material digital original. Por ejemplo, para reproducir en otro dispositivo o para simple almacenamiento personal. ¿Y por qué no para dejárselo a mi vecino? ¿Y si se lo compartiera por una red P2P en vez de llamar a su puerta? Sin embargo, para equilibrar esto, también existe el llamado Derecho de Compensación, que trata de retribuir a los autores por la pérdida potencial que la copia privada supone bajo ciertos puntos de vista.

ya no es lo mismo

Lo único que está claro en todo esto es que el modelo está obsoleto y que la decisión tomada no es más que algo decidido con prisa, sin pensar en las implicaciones (aunque el canon existe en varios países, no es cosa sólo de España). Y pienso esto porque no se beneficia ni a los prejuzgados usuarios ni a los desmotivados autores (y para muestra un botón: grandes estrellas de la música escapando de grandes discográficas para hacer el negocio por su cuenta, directamente con sus fans y consumidores). Y es que ahora, con más razón que nunca, el pirata será pirata, y con razón.

la cosa ha cambiado para la mafia

Me gusta ver los puntos extremos, porque en ocasiones ayuda a ver la absurdez de algunos argumentos o a lo que se puede llegar si no se controlan las cosas debidamente. Está claro que el canon sobre los soportes digitales no puede aumentar demasiado, porque dichos soportes no sólo se utilizan para ejercer el derecho de copia privada. Sin embargo, si este derecho se utiliza en extremo, es como si las creaciones y las ideas fueran casi gratuitas, lo cual no es justo, debido al gran esfuerzo creativo de los autores y pensadores. Esto desembocaría en que, aparte de los bohemios e idealistas, en la sociedad de consumo en la que vivimos, no valdría la pena crear nuevos productos musicales, porque no se obtendría una compensación a cambio. La cultura gratis tampoco es la solución, desde mi punto de vista. Lo que me preocupa es que no se detecte el potencial de la red y la necesidad de cambio en el modo de plantear el asunto, porque ¿no se dan cuenta de que bajándote un disco del eMule lo que está ocurriendo es que me estoy haciendo más fan del autor? Así, al descargar de Internet hago publicidad de su producto, lo difundo, lo utilizo, y probablemente hable de ello, lo dé a conocer ampliamente y haga una labor que sin duda no se hace sola y las empresas de marketing cobran a precio de oro. Y asistiré a un concierto en directo con mayor probabilidad, lo cual repercutiría directamente en el autor o intérprete. Es como si pusiera mi radio personalizada o algo así, no va más allá, pero sin que la discográfica desembolse ni un duro en el tema. Esto lo único que deja al descubierto es que descargarse música de Internet es algo positivo y que debería aprovecharse en lugar de condenarse. Y más cuando, por lo visto, según la BBC, los usuarios de P2P compran 5 veces más música que el resto de consumidores.

persecución sgae

Mientras tanto, siguiendo un puro darwinismo digital, el nuevo Kazaa Lite o la última versión de Morpheus no permiten rastrear la identidad del usuario. Una vez más, las discográficas cumplen en esta historia el papel de depredador agresivo que hace que las redes P2P evolucionen. Y además, la cuestión se pone más a favor al no tener las operadoras la obligación de facilitar datos acerca de las descargas de los usuarios, a no ser que sean objeto de una investigación judicial.

Creo que los tiros irán no tardando mucho hacia soluciones intermedias como Qtrax, que pretende permitir, mediante ingresos por publicidad, la certeza de que las canciones no se podrán grabar a CDs (sistema DRM), y el apoyo de grandes discográficas como EMI, Sony, Universal y Warner Music, la descarga de forma gratuita y totalmente legal, de cualquier contenido de música, sin saltarse los derechos de autor. De todas formas, ya se sabe, hecha la ley, hecha la trampa, sí, esas trampas que tanto nos gustan a los españolitos de a pie y que tan ricas saben.

El debate está abierto, y las respuestas cociéndose. Mientras tanto, y es con lo que me quedo hasta que el tema no cambie, esto es lo que dijo el Jefe de Seguridad Lógica de la Brigada de Investigación Tecnológica de la Comisaría General de la Policía Judicial en el Congreso de Webmasters 2007: “No pasa nada, podéis bajar lo que queráis del eMule, pero no lo vendáis“.

Anuncios

Read Full Post »

Satan Claus nos requiere para demostrar a nuestros seres queridos nuestro amor con dinero La Navidad en la religión cristiana recuerda el nacimiento de Jesús en Belén. En la religión consumista se recuerda insistentemente y por todos los medios que como Jesús ha nacido y vienen los Reyes a verle, el mortal debe rascarse el bolsillo un poco más todavía para finalizar el año. Los reyes, el papá noel, el tió catalán, el amigo invisible y todos los personajes de esta época del año, todos vienen al pe$ebre de nuestros bolsillos sin que puedas evitarlo fácilmente, tal y como nos indica Satan Claus en la imagen: “quiero que gastes mucho para demostrar que amas a tu familia“. En esta secta, a la que pertenecemos la mayoría, el individuo es
libre de comprar en un principio, pero la presión social limita su libertad, de forma que si regalas cosas a los que te rodean, consigues pasar unas buenas fiestas. Porque es lo que hay que hacer. Porque es lo que hace todo el mundo. Porque es muy triste si no se hace, si no se está con tus seres queridos y no les demuestras tu cariño y admiración con tu bolsillo más ligero. Porque es Navidad. Aunque no necesiten esos regalos y la mitad de ellos no recuerde el año siguiente qué les regalaste.

Uy, pero con regalar cosas no basta. Un buen creyente debe cebarse cuando se junta con la familia, emborracharse cuando sale con los amigos y debe exigir en sus numerosos banquetes un abundante menú del que luego ha de tirarse la mitad para demostrar que la fiesta ha sido bien celebrada. Si no, es muy triste la Navidad. Pero lo más triste es que la Navidad la hacemos todos y cada uno de nosotros, año tras año. Pero, si fueramos menos borregos y más responsables a nivel individual, ¿cambiaría algo? ¿O es que por la cultura de los tiempos en los que nos ha tocado vivir, tenemos que acatarlo y participar sin rechistar? No es un asunto sencillo, pero desde luego dista un abismo de la idea inicial.

Read Full Post »

Botellón entre amigos Dando un paso más en uno de los temas más amplios de los propuestos hasta ahora, “la juventud, la familia y la sociedad“, he encontrado un artículo publicado en deusto en el cual se hace un estudio de la relación que existe entre jóvenes drogodependientes y la unidad familiar. Y es que parece que es más probable que si en el seno familiar existen problemas, el chaval se aproxime a estos malos hábitos. No habla de más factores, pero estoy seguro de que es un fenómeno mucho más complejo, aunque identifica esta razón como de peso.

También he encontrado que Izquierda Unida está a favor de los botellones organizados para jóvenes, con contenedores, baños públicos y zonas reservadas, frente a lo cual, una gran mayoría está a favor según esta encuesta. Lo cierto es que muchos problemas como el ruido y la suciedad estarían controlados, mejorando también el precio para los consumidores y, sorprendentemente a la vez, la calidad de las bebidas. Pero, ¿no habría que atacar a la raíz del problema mostrando los efectos que produce en el cuerpo el consumo habitual y prolongado (esto lo abordaremos con mucha más profundidad)? A todos nos gusta la fiesta, pero se puede confundir una cosa con la otra, pudiendo llegar a no pasar sin la dosis semanal. No hay que pasarse el día en casa para no beber como hacen todos como hábito, o aburrirse. Es que sé que parece que si no sales de fiesta un sábado, no has salido, no has aprovechado el tiempo. Eso lo hemos vivido todos. Pero hay muchas alternativas, pero que sólo se ven cuando llegas a ver que no lo necesitas y que estás mejor sin ello, aunque de vez en cuando haya que reunir a tus amigos para hacer cualquier celebración. Quizás si el presupuesto de la noche blanca de Madrid se distribuyera más homogéneamente a lo largo del año, no se vería como algo excepcional dedicar un sábado a hacer algo distinto a lo de todo el mundo.

 Es otro tema muy complejo de los muchos referidos de sopetón en el primer post, pero a lo que voy es que la gente lo hace, muchas veces, porque es algo aceptado socialmente, porque los demás lo hacen, sin que se piense, por inercia, una vez más, como borregos. Y no es ninguna bobada, en este gráfico se muestra el consumo de drogas entre 14 y 18 años en Europa el año pasado, y el alcohol es algo de lo más normal: más de la mitad de los encuestados consumió alcohol en los últimos 30 días. Pero es que un porrete, un cigarrito, un tripi, quizás una rallita, luego un… Yo me alarmo, aunque también desconfío un poco de las fuentes de las estadísticas en general, porque pueden ser parciales o partidistas. Lo que está claro es que hay muchos intereses también por detrás, y España es conocida por la fiesta, y también por ser el segundo país de la UE que tiene más bares por habitante (1 por cada 129 personas), sólo superado por Chipre.

La vida está para disfrutarla, pero cada uno tiene que encontrar dónde está su bienestar, su objetivo en la vida, lo que realmente le gusta, su ilusión por despertarse cada día. Y normalmente cuando se alcanza, es más gratificante que ser dependiente de algo, y más si te lo impone la sociedad y lo incorporas a tu vida sin pensar la razón.

Comienza la historiaCaminante, no hay camino, se hace camino al andar…La historia ha terminado

Letra: Antonio Machado.

 Música: J. M. Serrat.

Read Full Post »

Una de las muchas estaciones de Metro de Paris, diseñada por Hector Guimard Un tema del que muchos borregos no nos podemos librar diariamente es el de los atascos y las aglomeraciones. El relato es de un día de camino al trabajo, de un trabajador común, en Madrid, pero se puede extrapolar (salvando las diferencias pero compartiendo muchos aspectos) a salidas/vueltas de vacaciones, domingos en el centro comercial y horas punta en general. ¿Coche, moto, autobús, metro, cercanías, taxi, o una combinación? ¿Qué es más importante, el coste del medio de
transporte o el tiempo empleado en el trayecto? Las conclusiones son previsibles, pero los razonamientos son cuanto menos, graciosos.

Comienza la historia7:30 am. Suena el despertador. Piensas que quizás si te levantas antes hoy, en lugar de remolonear como es habitual, quizás el metro esté menos petado. Ya no pides ir sentado leyendo, eso es un lujo. Con ir apoyado en la pared para leer algo de forma estable, sin tener un codo al lado de tu oreja, es más que suficiente. Pero no, el metro está igual de lleno. —¿Y si pudiera ir a trabajar a las 10, estaría igual de lleno? Mi jefe se mearía de la risa si se lo propongo, y además, luego llegaría a las tantas a casa—. Así que lo asumes: es lo que hay. Y por lo visto no eres el único borrego sufridor que emplea un par de horitas al día en transporte para ir a trabajar. Así que hay que buscar la mejor opción. Haces los cálculos suponiendo que no te cambias de casa y tampoco de trabajo, teniendo que hacer 10 trayectos a la semana, 2 al día, 220 días laborables al año. El trayecto son 27 kilómetros. Éstos son los resultados, por trayecto:

Transporte privado

Metro

Cercanías

Autobús (EMT(*))

Combinación

Tiempo 25-35 min.
Estimado: 1, 2, 3, 4, 5
50-60 min
(empírico, estimado)

No es posible hacer
sólo cercanías

82 min. (estimado) 50-57 min.
(empírico, estimado)
Coste 4,1€ (ver aspectos coche y alternativas) Normal: 1€
Abono 10: 0,64€
Normal: 1,10€
Abono 10: 0,59€
Abono mensual: 0,48€
Normal: 1€
Abono 10: 0,64€
Abono MBC(**), al mes: 0,92€
Abono MBC, al año: 0,85€
Índice
TC (***) 

0,010

0,031

0,019

0,024

(*) EMT significa Empresa Municipal de Transportes (Madrid)

(**) MBC es una abreviatura que me he inventado de Metro-Bus-Cercanías, conocido generalmente como abono transporte.

(***) El índice TC (tiempo-coste) indica que la mejor opción es inversamente proporcional al tiempo empleado y al coste del desplazamiento. El índice mayor es la mejor combinación de transporte en cuanto a estos dos factores. En un modelo más completo debería incluirse algún factor de contaminación.

Fórmula del Indice Tiempo-Coste: el mejor indice es aquel que contempla la combinación de tiempo y coste por trayecto menores

 

Aspectos sobre un coche nuevo

  • Supuestos: dejamos las revisiones del coche y sus importes. Al igual que tampoco se tiene en cuenta que el coche se utiliza también el fin de semana y para hacer viajes. Se extreman los cálculos y se traslada todo a precio por trayecto al trabajo.
  • El coche elegido cuesta 7800€, como referencia, un Dacia Logan básico. Sin embargo, podría ser un Fiat Seicento, Chevrolet Matiz o Kia Picanto, que tienen precios similares. La mensualidad es de 123€, pero si se paga al contado, suponiendo 10 años de uso como referencia para amortizar los gastos, corresponde a 65€/mes, contando que cada mes son 20 días de trabajo. Con los 2 trayectos diarios, el importe por trayecto se queda en 65/20/2=1,625€/trayecto.
  • El impuesto de circulación (artículo 95 del Real Decreto 2/2004 de 5 marzo 2004. BOE núm. 59 de 9 marzo 2004) se calcula en función de los caballos fiscales, (anexo V del Real Decreto 2822/98, de 23 de diciembre). Se puede consultar esta lista por modelos para no tener que hacer la cuenta, pero básicamente depende de la cilindrada. Según el modelo seleccionado, le corresponden 11 Caballos fiscales, 34€/año, que son 34/220/2=0,078€/trayecto.
  • Impuesto matriculación. Podemos utilizar esta calculadora. El precio oscila (Impuesto Especial sobre Determinados Medios de Transporte) entre 7 y 12% del precio del coche, pero por cilindrada (1390 c.c.) nos corresponde 7%. Como se paga una sola vez en los 10 años, el total es: 780/10/220/2=0,177€/trayecto
  • Carburante. Ponemos 6,9litros/100km. Cada día, 27km/trayecto, así que se gastan 1,35 litros por trayecto, a 1,1€ el litro de gasolina: 1,485€/trayecto.
  • Seguro del coche. Poniendo sólo a terceros básico e indicando que tu cónyuge también tiene seguro (si no, sube 200 euros más), son 326€ anuales. Así que, 326/220/2=0,74€/trayecto.

Precios para un seguro del coche según cobertura

 

Alternativas de transporte privado

  • Coche de segunda mano. Los precios ya los hemos tomado bastante bajos para poder hacer una estimación. De todas formas, los precios son similares.
  • Coche Km0. Los precios no son más baratos de por sí para los modelos seleccionados.
  • Coche eléctrico: 12000€. Cargar la batería cuesta 1€ y tiene una autonomía de 80 km, con una velocidad máxima de 70 km/h. ¿Demasiado moderno? De todas formas, dicen que el petróleo se acabará en 2040. Este tema da mucho campo para otro post aparte, que seguramente ya estará en camino en La tierra tiene fiebre.
  • Coche de hidrógeno. Se estima que en el 2012 será común, y que quizás será más barato que en la actualidad. Además, el hidrógeno es ilimitado y quizás cueste poco llenar el depósito.
  • Coche híbrido. El Toyota Prius cuesta 26000€, pero sólo consume 4 litros a los 100 km. Se descarta porque triplica el precio del coche aunque el consumo es menor. Aquí se pueden ver los coches con menor consumo del mercado.
  • Alquilar un coche: aprox. 30€ al día, 15€/trayecto.
  • Taxi: 25€/trayecto, contando con un poco de tráfico.
  • ¿Y si se comparte coche? Ya existen webs para compartir coche, al igual que las hay para compartir piso. No es una mala opción, y ya hay en muchos lugares de España, sobre todo en Cataluña. Es una opción bastante interesante y muy buena idea.
  • Moto. Sale mejor de precio y posiblemente sería una solución intermedia, pero se descarta por la sensación de desprotección a partir de cierta velocidad en una autovía o vía grande.
  • Alquilar una moto. No sale mucho más barato que alquilar un coche.
  • Bici. Sería lo mejor, lo más barato, lo más ecológico, y más o menos se tardaría una horita como mucho, a buen ritmo. Eso sí, ya no haría falta apuntarse al gimnasio… Pero no es posible, porque la ciudad no está preparada para ello. Si se trata de circular por las vías directamente, aunque dicen que es más seguro, la sensación de desprotección también es importante.

 

Conclusiones (siempre en términos del índice TC) (****)

  • Para hacer la mitad de tiempo en el trayecto (en coche), hay que gastarse 6,41 veces más de dinero, respecto al trayecto en 50 minutos del metro.
  • Ir en coche cuesta lo mismo que tardar en metro o autobús 156,25 minutos (más de dos horas y media!).
  • ¿Cuánto debería valer el coche para que fuera igual de rentable que el metro? Los resultados son que el precio es negativo, con lo que ir en metro a trabajar equivale a que te paguen un coche de 7457€ para ir a trabajar.
  • Si pagara el metro al mismo precio que el coche por trayecto (4,1€), llegaría en 8 minutos a trabajar.
  • El coste mensual por ir en coche al trabajo es de 164€/mes, que es perfectamente asumible.
  • Si hay que gastar dos horas al día par ir a trabajar, vivir a las afueras de la gran ciudad comienza a ser una opción interesante. Te tragas el atasco, pero a priori vives con más silencio, con más tranquilidad, sin tantos atascos, y una vivienda es más barata. Vivir en una ciudad vecina, como Ávila, Segovia, Guadalajara o Alcalá de Henares no es tan descabellado. El AVE llegará a Valladolid a finales de año y convierte a la ciudad en una ciudad dormitorio. El trayecto es de 50 minutos y costará 22€/trayecto, contando un 20% de descuento en ida y vuelta, aunque tendrán que sacar varios tipos de abonos para abarcar varios tipos de usuarios.
  • Tardar en coche lo mismo que en el metro, sacrificando el tiempo a costa del dinero, costaría 2€/trayecto. Esto equivale a que te regalen 1358€ para gastar en desplazamiento en coche. Sin embargo, la realidad dice que si tardas más, gastas más combustible.
  • El coche saldría gratuito cuando el coste fuera de 2,303€/trayecto. A ese precio, en metro llegaríamos en 14 minutos, mientras que en coche tardaríamos ni más ni menos que 43 minutos. ¿Estarías dispuesto a pagar algo más de dos euros por trayecto para ir al trabajo en 43 minutos en un coche gratuito? Empiezo a ver factible que las empresas regalen coches a sus empleados para desplazamiento.
  • Al mes, para igualar al coste que supone tener un coche, puedes permitirte el lujo de hacer 5 trayectos en taxi al trabajo, mientras el resto de días te muevas en metro.
  • Tardar diez minutos en coche costaría 10€ y sería la mejor opción coste—tiempo (a 162km/h), aunque la realidad dice que por mucho que pagues, el atasco lo impide.
  • En metro, tardar 10 minutos únicamente costaría 3,2€. La mejor opción en este caso es pagar 5,6€ tardando sólo 5,6 minutos.
  • ¿Cuándo es rentable un taxi frente a un coche? Siempre que quieras tardar menos de 4 minutos (el taxi iría a 405km/h!), es decir nunca.
  • ¿Y un coche de alquiler? Cuando se quiera tardar menos de 6,7 minutos (el coche iría a 242km/h!).
  • El metro es la mejor opción, sin duda alguna: A igual tiempo, mayor coste para el coche. A igual coste, mayor tiempo para el coche. Los problemas son las aglomeraciones y las posibles averías (retrasos), pero a cambio puedes leer y no tienes que estar pendiente de lo que hacen los demás, aunque puede ser interesante, o al menos llamativo.

(****) Las fórmulas para hacer los razonamientos, tras las consideraciones anteriores son (simplificadas):

Fórmula del coste de un trayecto en metro en función del tiempo que se emplea en hacerlo

Fórmula del coste por trayecto en coche en función del tiempo que se emplea en hacerlo

Fórmula para calcular el precio del coche en función del tiempo de desplazamiento, con las condiciones dadas

Gráfica que relaciona las funciones de Coste-Tiempo de Desplazamiento para coche y metro

La historia ha terminado

Read Full Post »

Mira el reverso de tu tarjeta… Otro tema que sufrimos todos como borregos: los servicios de atención al cliente de los bancos. No necesitamos seguir padeciendo… al menos pagando, que no es poco. El relato es de un banco de los denominados online, pero la moraleja se puede extender a todos los centros de atención al cliente, ya que todos tienen un número de fuera de la red inteligente. Merece la pena. Gracias Mardito por la extensa lista.

Comienza la historiaVes en la tele una cuenta corriente con un 4% de interés. Cuando llega tu mujer a casa, le planteas que es posible cambiar la domiciliación de los recibos y la nómina a esta cuenta nueva, que te regala además una tarjeta de crédito. Todo ilusionado, llamas al 902/901 que indican en la publicidad (llamada nº1). En una semana tienes los papeles en casa para rellenar. Tienes alguna duda, y quieres resolverla antes de firmar todo (llamada nº2). Pasan los días y no llega nada. Con la curiosidad de saber si algo hiciste mal, vuelves a llamar (llamada nº3) para ver si tienen mal tu dirección o algo. Por lo visto, Correos tiene la culpa de que no te haya llegado la tarjeta. Tócate. —Si es que Correos… anda, si es la excusa que siempre se pone, pringao! Para otra vez le pido el localizador de envío para ver dónde está mi carta—. Nada, a esperar si llega. Pasa el tiempo y nada. Otro día más… y ahí está. Menos mal. Ahora tengo que activar la tarjeta y dar de alta el servicio de banca telefónica (llamada nº4). —Ya podemos pagar, cariño, es que estas cosas son así…— Pero… y lo de online? Te metes en la página web, ves que hace falta el pin del cajero para activar las operaciones en la ‘oficina virtual’. —Cariño, no ha llegado nada, verdad?— Esperas unos días para ver si es que estaba de camino. Al final, llamas de nuevo para ver qué ha pasado (llamada nº5). Tras otros pocos días más, ahí está el dichoso pin. Todo tuyo, ya está todo arreglado. Seguro? La sensación es algo extraña.

(varios meses después)

A lo largo de la vida de la tarjeta y su cuenta asociada, has hecho transferencias que quieres comprobar cuando no hay internet, has contratado productos cuyo extracto no aparece por defecto en la web (como depósitos o tarjetas de crédito), has cancelado recibos, has operado por teléfono porque no tenías ordenador, te has informado de un producto porque con la web no te queda claro, etc, etc. Esto ha vuelto a ocasionar una llamada al 902/901. Con lo cual, además de tener un problema, debes pagar por tenerlo. —Pero bueno… al menos te lo solucionan— De eso nada. Un día, te da por inspeccionar la parte de atrás de una de tus tarjetas, y ves que contiene dos números de teléfono. El 902/901 que ya casi te sabes de memoria, y… uno para el extranjero, con prefijo de Madrid. —Cuando llame la próxima vez, llamo a éste—. Llegado el día, marcas el 91, como si estuvieras fuera de España, pero desde tu fijo de casa, sí, ese con el que las llamadas nacionales a fijos te salen gratis. Al ver que todo va bien y no han detectado tu intención, eres capaz de explicarle a la chica tu problema, tranquilamente, sin ponerte nervioso. —Espere un momento, no se retire, por favor—. Nada, ni eso es capaz de enervarte. Es otro mundo. Ahora, llamar al banco para que te arreglen algo puede salirte gratis, y también puede evitarte la cara de panolis al pagar 3 euros por una dichosa consulta.

La historia ha terminado

Read Full Post »